En 1959, un joven Agustín León Ara asistía a Música en Compostela y ganaba el premio al Alumno Más distinguido.

Los Cursos Universitarios e Internacionales, Música en Compostela, fueron creados en 1958, por iniciativa del maestro Andrés Segovia, apoyado por el diplomático, José Miguel Ruíz Morales, a la sazón Director General de Relaciones Culturales en el Ministerio de Asuntos Exteriores, y Presidente de Música en Compostela desde su inicio hasta su fallecimiento en 1974.

Tanto Andrés Segovia como José Miguel Ruiz Morales creyeron firmemente que la música española merecía un lugar más destacado en las salas de conciertos y conservatorios de música del mundo.

Juntos decidieron celebrar unos cursos, para los que había que buscar una sede y un nombre que los identificase. El Director de la Real Academia de San Fernando, Francisco Javier Sánchez Cantón, propuso la ciudad de Santiago y Nenina Fabrique de Ruiz Morales acuñó la expresión Música en Compostela.

Desde entonces, los cursos han venido celebrándose todos los veranos en Santiago de Compostela, una de las ciudades más bellas del norte de España, manteniendo su finalidad de informar, interpretar y cultivar la música española, ideal que trasmiten cada edición a los 120 alumnos, de unas veintitantas naciones que se matriculan en los cursos cada año.

En el año 1970, Agustín León Ara recibió una invitación de Música en Compostela para ofrecer un recital y tomar contacto con el Curso. Y el año siguiente fue llamado a formar parte del selecto grupo de profesores. Desde entonces hasta hoy, León Ara ha venido desarrollando ininterrumpidamente una importante labor como profesor hasta su nombramiento, el pasado diciembre de 2011, como Director de estos Cursos.

Muchos profesores han enseñado en las aulas de los cursos, desde el propio Andrés Segovia, hasta los más prestigiosos nombres de Oscar Esplá (su primer director), Federico Mompou, Joaquín Rodrigo, Alicia de Larrocha, Antonio Iglesias, que fue director entre 1976 y 2011, Xavier Montsalvatge, Victoria de los Angeles, Montserrat Caballé (ex- alumna), Conchita Badía, Gaspar Cassadó, Rosa Sabater y, ya en fecha más reciente, Carmelo Bernaola y Cristóbal Halffter (ex alumnos también), Luis de Pablo y Antón García Abril, contándose entre su alumnado, a Jesús López Cobos, John Williams y Christopher Hodwood, citándolos como ejemplos ilustres, entre otros muchísimos nombres.

En la actualidad cabe reseñar el siguiente cuadro de enseñanzas y profesores: Canto: Isabel Penagos, Guitarra: José Luis Rodrigo, Musicología: José López Calo, Órgano: Montserrat Torrent, Piano: Josep Colom, Polifonía: Carmen Cruz Simó, Sinfonismo y Música Actual: Antón García Abril y Maximino Zumalave, Viola y Música de Cámara: Enrique Santiago, Violín: Agustín León Ara y Violonchelo: Asier Polo.

En 1968, Su Majestad la Reina Doña Sofía aceptó la Presidencia de Honor de Música en Compostela. Su Consejo Directivo estuvo antaño presidido con el máximo interés por Margarita Pastor de Jessen, Carlos Romero de Lecea, Xerardo Estévez Fernández y lo está en la actualidad, por Gerardo Fernández Albor. Además de figurar en el Consejo de modo oficial la Universidad, Ayuntamiento de la Ciudad y la Xunta de Galicia, son consejeros a título personal, Montserrat Caballé, Enrique Jiménez, Agustín León Ara, Cristina Hazen y María Dobarro.

No pocos de los nombres anteriores son miembros de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Sus doctas enseñanzas enaltecen y enriquecen Música en Compostela. Y su experiencia personal y conocimientos son esenciales para que Música en Compostela cumpla el objetivo fijado hace medio siglo: la difusión en todos los rincones del mundo de la música española.

Contribuye al propio trabajo de sus aulas, la serie de conciertos, conferencias y edición de libros y partituras que el Curso Universitario Internacional ofrece gratuitamente a su alumnado cosmopolita, alumnos que con el paso del tiempo se han convertido en profesores, concertistas y musicólogos que se ocupan con interés de la música española en su verdadera expresión artística.

Además de destacar el clima de estudio y camaradería generado durante todos y cada uno de los Cursos celebrados hasta la fecha, que trasciende más allá de nuestras fronteras, hay un aspecto digno de mención y es el de la proyección musical de los miles de alumnos que desde 1958 han acudido a los Cursos, quienes a la hora de interpretar en el extranjero la música española, actúan como verdaderos embajadores culturales de España, de Galicia y de Santiago.

Para más información e inscripciones al Curso Universitario Internacional de Música Española, www.musicaencompostela.es